Temas de Interés

Conceptos par apoyar el desarrollo del objeto social del Grupo para el Desarrollo Social “la búsqueda y consolidación de la paz en Colombia y el desarrollo económico y social de su población”.

Justicia Transicional

La aplicación de medidas “transicionales” ha sido un mecanismo utilizado por varios gobiernos. Se conoce como las medidas que adopta un Estado para superar situaciones de masivas y sistemáticas violaciones a los DD.HH e infracciones al DIH, con el fin de lograr la paz y la democracia. El antecedente más reciente es la denominada Ley de Justicia y Paz. La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras se inscribe en esta justicia, que pretender la reconciliación mediante el ejercicio efectivo de los derechos de las víctimas a la reparación integral y la garantía de no repetición.

Derecho de las Víctimas

Las víctimas tienen derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación integral y a la no repetición de los hechos victimizantes. En SDG promovemos este postulado como condición fundamental para el logro y consolidación de la paz y el desarrollo social en Colombia.

Restitución de Tierras

Es una medida para la reparación de las víctimas consistente en devolver, material y formalmente, la tierra de la cual fueron despojados o tuvieron que abandonarla por causa del conflicto. SDG apoya el esfuerzo del Estado, particularmente de la Unidad de Restitución de Tierras para el logro de este propósito.

Garantías de no repetición

Es una medida para evitar que se vuelvan a suceder hechos victimizantes por parte de los grupos armados ilegales y de agentes del Estado. SDG apoya los diferentes procesos de capacitación y diálogo con la fuerza pública.

Reconciliación e Integración

Arte para el posconflicto: El arte es una herramienta de realización personal, construcción social y generación de redes. A partir del arte se generan dinámicas de cohesión social y construcción de conocimiento colectivo en comunidades desmovilizadas y/o víctima del conflicto, abre puertas para procesos de reconciliación porque trabaja lo humano y permite la igualdad, partiendo de las diferencias y las experiencias propias.